¿Por qué decir NO al aborto? Presentamos algunos argumentos

Además de importantes motivos religiosos,existen otros muchos(que exponemos a continuación de manera breve) para rechazar el aborto:1.Es una evidencia científica que la vida comienza en el momento de la fecundación.El nuevo ser es ya vida humana y,por ello,persona.El aborto es,por tanto,un crimen gravísimo contra el ser humano más indefenso(1,2).Pretender que el aborto sea un derecho de la mujer es algo monstruoso.

2.Negar al nasciturus la condición de ser humano es una aberración científica de la razón,porque tendríamos entonces algo innombrable en el vientre materno(3).
3.El aborto es,además,un acto inhumano porque el feto siente intenso dolor al ser abortado a partir de la semana 15 de gestación(4).
4.El aborto suele ser manifestación de “violencia de género estructural” ejercida por el feminismo radical contra el derecho de la mujer a ser madre(5).Y cuando la mujer es acogida y ayudada decide continuar con su embarazo en el 90% de las ocasiones(según ha manifestado la asociación española RedMadre).
5.El aborto es,además,una manifestación de machismo porque es la mujer la principal perjudicada al padecer directamente las nefastas consecuencias(físicas,psicológicas,sociales…) del mismo.
6.El aborto destruye la vida del niño y la conciencia de la madre.El síndrome postaborto con todas sus secuelas negativas es una realidad(6).El aborto “marca” a la mujer.
7.El aborto conlleva un impacto económico negativo que hace peligrar,incluso,el actual sistema de pensiones.España y otros paises caminan hacia un invierno demográfico que podría colapsar el Estado de bienestar.Según Eurostat el envejecimiento de la población española será el más acentuado de toda la UE-27 en los próximos años.El aborto,por tanto,conduce a la pobreza(7-12).
8.No existe un derecho de la mujer al aborto porque el hijo no forma parte de su cuerpo sino que es un ser humano con identidad propia(aunque esté alojado en el útero).Los hijos no son propiedad de los padres.
9.El aborto no está justificado ni siquiera en caso de violación porque supondría condenar a muerte a seres indefensos e inocentes de las circunstancias de su concepción,.¿Acaso una injusticia justifica otra injusticia?,¿tiene algún sentido añadir más violencia al acto violento inicial?.
10.Tampoco se puede admitir el aborto eugenésico(p.e.Síndrome de Down) porque ello supondría atribuirnos el derecho a clasificar a los seres humanos en superiores(los que merecen vivir) e inferiores(los que no merecen vivir).!!!Qué injusto es impedir que nazcan niños por ser portadores de alguna deficiencia!!!.
11.Ser progresista consiste en defender al más débil(el hijo por nacer en el caso que nos ocupa).Y como ha indicado Daniel Arasa(presidente del “Grupo de Entidades Catalanas de la Familia”) “plantear el aborto en términos de derechas e izquierdas(como a veces ocurre en nuestra sociedad) no sólo es un error,sino una perversión-quizás interesada-porque el eje es el reconocimiento de la dignidad de la persona,no los criterios políticos”(13).
12.El aborto es un gran negocio para los centros donde se realiza,subvencionado en muchas ocasiones con el dinero del contribuyente(14,15).En 2010 costaron 38,5 millones de euros a los contribuyentes españoles(16).
13.Existe una fuerte contradicción abortista:con frecuencia se realizan grandes esfuerzos para salvar una vida y al mismo tiempo se destruyen miles de ellas.¿Por qué los mismos  que se declaran abortistas celebran la intervención quirúrgica(endoscopia fetal) que ha salvado en Barcelona a un feto de 26 semanas que tenía obstruidos los bronquios?,¿cuál es su concepto de persona?,¿es posible que estos asuntos puedan interesar sólo como medio de experimentación sin que la persona  llegue a ser algo importante?(17).
14.El aborto selectivo de niñas es una consecuencia más de su aceptación social.Si el aborto no estuviera permitido tampoco se aplicaría selectivamente a las niñas.Los que defienden el aborto se hacen cómplices culturales de una práctica tan aberrante como es el aborto selectivo,porque ¿tiene alguna lógica oponerse al aborto de niñas y,en cambio,admitirlo cuando se realiza a niñas y niños?(18,19).Unicef calcula que todos los años desaparecen(por abortos o infanticidios) 2,5 millones de niñas(20).
15.El aborto conduce a una “pendiente resbaladiza ética” en la que cada vez se valora menos la vida y se intentan justificar aberraciones como p.e. el “aborto postnatal”(infanticidio)(21-23).Los teóricos de estos planteamientos aseguran que se debería permitir a los padres matar a sus hijos recién nacidos porque son “moralmente irrelevantes” y acabar con sus vidas no es diferente de abortarlos antes de nacer(24).
16.El aborto es el mayor genocidio de la historia.Se calcula en !!!mil millones!!! el total de abortos llevados a cabo a nivel mundial desde que se inició esta macabra práctica(25).En España se han realizado 1,5 millones de abortos desde su despenalización en 1985 y en Europa se eliminan todos los años por el aborto 1.300.000 personas.
17.Los argumentos para justificar el aborto son similares a los utilizados hace 150 años a favor de la esclavitud.Ésta fué abolida y nadie se atreve hoy a defenderla,esperemos que pronto el aborto también desaparezca de nuestra sociedad y las futuras generaciones sientan una profunda repugnancia hacia las atrocidades del aborto(26).
Publicaciones consultadas
1.Ver artículo “Embriones y Dignidad Humana”” en este blog
2.El aborto:un crimen abominable y convencional.ForumLibertas.com,22-1-2012
3.La libertad sexual de la mujer y el aborto.ForumLibertas.com,27-1-2012
4.Ver artículo “Dolor Fetal” en este blog
5.Declaraciones del ministro español de justicia Sr.Ruíz Gallardón.ForumLibertas.com,8 y 9-3-2012
6.Problemas mentales postaborto.Vidayfamilia.blogspot.com,3-11-2011
7.Aborto y pobreza.ForumLibertas.com,10-6-2011
8.Impacto económico del aborto.ForumLibertas.com,27-5-2011
9.Sistema de pensiones y aborto.ForumLibertas.com,9-12-2010
10.El aborto:suicidio de Europa.ForumLibertas.com,8-4-2009
11.Envejecimiento y gasto sanitario.ForumLibertas.com,25-5-2011
12.El suicidio demográfico de España(libro).A.Macarrón.Homolegens,2011
13.Es una perversión plantear el aborto en términos de derecha e izquierda.ForumLibertas.com,19-3-2009
14.El imperio de la muerte:quien se está forrando con el negocio del aborto(libro).D.del Fresno,Ed.Sekotia
15.El negocio de la muerte.La Gaceta(editorial),28-12-2011
16.La Gaceta,28-12-2011
17.Contradicción abortista.ForumLibertas.com,31-3-2012
18.¿El aborto selectivo de niñas es escandaloso porque son niñas o porque son abortos?.ForumLibertas.com,9-1-2012
19.El hipócrita escándalo por el aborto de niñas.ForumLibertas.com,2-3-2012
20.Semanario ALBA,1-7-2011
21.Aborto e infanticidio.Bioeticahoy.com,2-3-2012
22.Semanario ALBA,9-3-2012
23.Cuando la “ciencia” justifica el homicidio del recién nacido.ForumLibertas.com,2-4-2012
24.”Aborto postnatal”.ForumLibertas.com,1-3-2012
25.El genocidio censurado(libro).A.Socci.Editorial Cristiandad,2007.
26.Ver artículo “Aborto y Esclavitud” en este blog
Publicado por 
Anuncios

ABORTO: Declaración de la Red Federal de Familias

 (NOTIVIDALa Red Federal de Familias (RFF), con presencia en 21 provincias argentinas, se expidió hoy sobre el aborto provocado con miras al debate que se inicia en el país.

La Declaración menciona la irrefutable evidencia científica sobre el inicio de la vida, destaca la dignidad inherente a la persona humana y resalta el deber moral de respetar “la vida de todo ser humano, de toda persona humana inocente”.

Tras puntualizar el rol del Estado, deduce que “el Estado no puede permitir el aborto sin atentar gravemente contra su propia razón de ser”. Expone después un argumento de fe en el que explica que los niños no nacidos no son sólo animales racionales, sino también “seres creados a imagen y semejanza de Dios”, enfatizando que este argumento “no se opone ni contradice la razón humana”, por el contrario, “complementa y perfecciona lo anterior”.

Reclama de los políticos “que tengan el coraje de defender la vida humana desde el instante mismo de la concepción y hasta la muerte natural”, pidiéndole a los legisladores en particular “que apoyen el proyecto de ley de protección integral de los derechos humanos de la mujer embarazada y de los niños por nacer” (expte. 8516-D-2010) que la RFF impulsa.

Convocan finalmente a todos los que comparten sus principios “a trabajar con decisión y vigor para evitar, concretamente, que matar a un niño por nacer sea legal e impune en la Argentina”.

A continuación el texto completo de la Declaración:

DECLARACIÓN SOBRE EL ABORTO

La sociedad argentina presenta hoy una situación de crisis por los distintos factores y poderes que la sacuden con grave riesgo de sostenimiento de su cultura tradicional. Uno de los aspectos más atacados es el matrimonio y su familia.

El intento de despenalización del aborto presentándolo como un derecho, vulnera desde su raíz la base estructural de nuestra sociedad, demuele sus principios y conduce a un suicidio social.

Por lo que…

LA RED FEDERAL DE FAMILIAS FRENTE AL DEBATE EN LA NACIÓN SOBRE EL ABORTO PROVOCADO, DECLARA:

—     La citología, embriología, genética y biología molecular modernas no dejan duda acerca de la verdad científica de que el embrión humano es un ser humano desde su concepción. No tiene valor científico la tesis pro-abortista de que el embrión (y luego el feto) es parte del cuerpo de la mujer embarazada. En la concepción surge un nuevo individuo de la especie humana, un ser humano distinto del padre y de la madre, único e irrepetible, capaz de desarrollarse de un modo gradual, continuo y autónomo. El embrión humano no es un ser humano en potencia, ya es un ser humano total, aunque pequeño en tamaño.

—     Todo ser humano también es persona humana, tiene toda la dignidad propia de cualquier persona humana y sus derechos inalienables, en especial el derecho a la vida.

—     Existe el deber moral de respetar la vida de todo ser humano, de toda persona humana inocente y en especial, el más inocente: el embrión; por lo tanto el aborto, por ser la eliminación deliberada de un ser humano inocente, es un crimen abominable.

—     Dado que existe el deber moral de respetar la vida humana, existe también el derecho humano a la vida. El Estado está para cuidar y promover el bien común de la sociedad y para ello, ante todo, debe defender los derechos humanos, en particular el derecho a la vida, necesario para poder ejercer todos los demás derechos humanos. De aquí se deduce que el Estado no puede permitir el aborto sin atentar gravemente contra su propia razón de ser. Por lo tanto el Estado debe prohibir el aborto y también debe penalizarlo adecuadamente.

—     Nuestra fe sobrenatural nos impulsa a reconocer a los niños no nacidos no sólo como animales racionales, sino también como seres creados a imagen y semejanza de Dios, llamados a ser hijos de Dios, fuente de toda razón y justicia. La Palabra de Dios no se opone ni contradice la razón humana, por el contrario, la afirma. El argumento de fe expuesto complementa y perfecciona los argumentos expresados con anterioridad.

En el Congreso de la Nación está a punto de dar comienzo el debate que pretende la despenalización del aborto y el reconocimiento de su práctica como derecho propio de la mujer embarazada.

La Red Federal de Familias pide y reclama a los políticos, legisladores y autoridades públicas, en concordancia con las peticiones elevadas por otros medios, que tengan el coraje de defender la vida humana desde el instante mismo de la concepción y hasta la muerte natural.

Convocamos a todos aquellos que, como nosotros, están convencidos de que la defensa de la vida y de la dignidad del hombre, en todas las etapas de su existencia, es esencial para la subsistencia de nuestra condición humana y de nuestra sociedad patria; y los invitamos a trabajar con decisión y vigor para evitar, concretamente, que matar a un niño por nacer sea legal e impune en la Argentina.

A los señores legisladores les pedimos que apoyen el proyecto de ley de protección integral de los derechos humanos de la mujer embarazada y de los niños por nacer, que impulsa la Red Federal de Familias, en trámite en la Cámara de Diputados (expte. 8516-D-2010), que ya cuenta con 30 firmas. Sin desconocer la realidad pero con sentido del bien común, el proyecto se ocupa de ambos (madre e hijo) y brinda soluciones concretas a las penosas situaciones invocadas para justificar el aborto, estipulando, entre otros beneficios, un efectivo sistema de apoyo médico, económico y psicológico a las mujeres que cursen embarazos conflictivos y/o se encuentren en situación de riesgo.

Dado el 30 de octubre de 2011

Curso: “Educación de la Sexualidad Humana”

El término “Bioética” implica dos conceptos: la vida (bios) y la moral (ethos). Puede definirse como aquella parte de la filosofía moral que considera la naturaleza, fines y circunstancias, y, por lo tanto, la licitud o ilicitud de las intervenciones sobre la vida del hombre, particularmente aquellas relacionadas al desarrollo de las ciencias biomédicas. En tiempos de importantes avances en técnicas biológicas y médicas, se abre una serie de nuevas posibilidades y problemas que exigen una reflexión moral y nuestro compromiso por salvaguardar la dignidad del ser humano y su principal derecho: el derecho a la vida.

Objetivo del curso: Brindar capacitación en temas referidos a la Bioética, a fin de adquirir una formación sólida para la divulgación de temas PRO-VIDA acorde a las demandas requeridas: grupos parroquiales, barrios, colegios, etc.

Destinado a: jóvenes de secundaria, universitarios, docentes, profesionales y demás personas que quieran una formación integral en temas referidos a la Bioética.

___________________________________________________________________________

Contenidos del curso

1.    Fundamentos antropológicos de la Bioética

  • El hombre: persona
  • La bioética y el obrar de la persona humana

2.     Nociones básicas de Anatomía y Fisiología

  • Sistema genital masculino y femenino
  • Endocrinología y ciclo menstrual
  • Conocimiento de la fertilidad

3.     Bioética de la Sexualidad Humana

  • Sexualidad y procreación
  • Heterosexualidad y homosexualidad
  • Aspectos legales y matrimonio homosexual

4.     Bioética de la procreación

  • Fecundación
  • Ética de la regulación de la natalidad
  • Infecciones de transmisión sexual

5.     Bioética de la manipulación de embriones

  • Técnicas de reproducción asistida
  • Manipulación de embriones y células madre
  • Aspectos legales de la congelación de embriones

6.     Bioética y Aborto

  • Tipos de aborto
  • Microabortivos: Contraceptivos, píldoras post-coitales
  • Abortivos mecánicos: DIU
  • Síndrome post-aborto
  • Aspectos penales del aborto

7.     Bioética de las Dependencias

  • Drogadicción
  • Alcoholismo
  • Adicción al sexo

8.     Bioética de la Muerte

  • Donación de órganos
  • Eutanasia
  • Aspectos legales de la eutanasia
Taller para mujeres: Reconocimiento de la Fertilidad
____________________________________________________________________________

Profesionales a cargo del dictado del curso:

  • Dr. Eduardo Petrino: Bioquímico, Presidente de ProVida San Luis
  • Prof. María Elena Havelka: Lic. en Ciencias de la Educación
  • Dr. Juan R. Mareco: Médico Ginecólogo
  • Inst. Silvia Bauzá: Instructora de Métodos Naturales
  • Dra. Doris Lozada: Médico Ginecóloga, Ecógrafa
  • Dr. Diego Capelari: Biólogo Molecular
  • Lic. Claudia Sarai: Psicóloga


Contáctanos a:  

– slporlavida@gmail.com
– (02664) 420878
– Lavalle 536 San Luis (capital) – Argentina
 o déjanos tu comentario en esta página.
Organiza: PRO-VIDA, San Luis.
___________________________________________________________________________

Lugares de dictado:

Año 2010

  • Septiembre – diciembre: San Luis, capital.

Año 2011

  • Mayo – agosto: Quines, San Luis.
  • Villa Mercedes  –  San Luis         


 CRONOGRAMA TENTATIVO (Villa Mercedes) 

Agosto

  • Martes 16: Presentación del curso. Fundamentos antropológicos.
  • Martes 30: Anatomía y fisiología. Sistema endócrino y ciclo menstrual. Fecundación.

Septiembre

  • Martes 13: Anticoncepción. Aborto. Técnicas de reproducción asistida. Clonación.
  • Martes 27: Métodos naturales. Afectividad.

Octubre

  • Martes 11: Homosexualidad. ITS. Adicciones
  • Martes 25: Educación integral.

Noviembre

  • Martes 8: Donación de órganos. Eutanasia.
  • Evaluación (día a convenir)

Riesgos del aborto provocado

Abortar pone en riesgo tu salud y quizás también tu propia vida. Antes de tomar tu decisión, infórmate.

No te dicen toda la verdad

En la mayoría de los casos a la mujer no se le explican todos los posibles efectos físicos y psicológicos del aborto, los cuales puede arrastrar como secuelas para el resto de su vida. Los promotores y comerciantes que le “venden” el aborto como la mejor “solución” para ganar dinero, le dicen que es un “procedimiento médico totalmente seguro.” Esto no es cierto. Ya sea legal o ilegal, el aborto provocado jamás está totalmente exento de riesgos.

Consecuencias del aborto provocado según los diferentes métodos

1. Succión, legrado o aspiración. Infección, trauma de la cérvix, peritonitis, endometritis, laceración o perforación del útero, hemorragia, trauma renal, inflamación de la pelvis, embolismo, trombosis, esterilidad, etc. (1).

2. Dilatación y curetaje (D y C). Los mismos riesgos que el de succión o aspiración, además de los siguientes: perforación uterina, hemorragia, infección del tracto genital, laceración intestinal, absceso pélvico y tromboembolismo. (2)

3. Dilatación y evacuación (D y E). Los mismos riesgos que el método de dilatación y curetaje (D y C), apenas mencionado, además de los siguientes: infección pélvica, renal, de la cérvix y peritoneal. También puede causar que la mujer tenga en futuros embarazos implantación ectópica (fuera del útero), bebés de bajo peso o que nacen muertos, malformaciones congénitas (deformidades), etc. (3).

4. Inyección salina. Ruptura del útero, embolismo (cuágulo) pulmonar, otros peligrosos coágulos intravasculares, etc. (4)

5. Prostaglandinas. Ruptura del útero, sepsis, hemorragias, paro cardíaco, vómito y aspiración de éste, embolia cerebral y fallo renal agudo. (5)

6. La “extracción menstrual”, la cual se practica en las primeras siete semanas después de la última menstruación. Es posible que la paciente no esté embarazada y si lo está, puede producirse una aspiración incompleta y como consecuencia una infección.(6)

7. Mifeprex o mifepristone (RU 486). Grave infección bacteriológica, sepsis (infección en la sangre), sangrado prolongado y abundante que podría requerir una cirugía, muerte. El fármaco que se usa con la RU 486, misoprostol (Cytotec), puede causar sangrado excesivo, pérdidas de sangre, calambres, etc. Aunque algunos bebés han sobrevivido a pesar de que su madre los ha tomado, hay riesgo de que nazcan con anormalidades físicas y mentales. (7)

Aborto por nacimiento parcial. iesgo de ruptura o perforación del útero que podría causar una hemorragia y terminar en una histerectomía (extracción del útero). (8)

Píldora del día después o anticoncepción de emergencia. Las alteraciones patológicas vasculares inducidaspor el LNG (Levonorgestrel) que contiene, tales como hemorragias, microhemorragias, spotting , etc., sugieren que este fármaco induce cambios funcionales en los vasos sanguíneos. (9)

Otras complicaciones

  • Aumento de la tasa de nacimientos por cesárea.
  • Aumento del riesgo de nacimientos prematuros posteriormente (a las 32 semanas de gestación o antes).
  • Daños causados a las trompas si se presenta una infección.
  • Placenta previa, la cual hace necesaria una cesárea para salvar la vida de la madre y su hijo.
  • Isoinmunización (inmunización contra la sangre de otra persona) en pacientes RH negativas.
  • Partos complicados y aumento del número de abortos espontáneos. (10)

Conexión entre el aborto y el cáncer de mama

Estudios acreditados recientes han arrojado una tasa más elevada de este tipo de cáncer entre las mujeres que han abortado su primer bebé durante el primer trimestre. El Dr. Joel Brind ha señalado que no se trata de una mera conexión estadística, sino que se apoya en datos biológicos y endocrinológicos.(11)

Consecuencias psicopatológicas

En primer lugar, las más frecuentes son cuadros depresivos que se acompañan de un sentimiento grande de culpabilidad; lo que los psiquiatras llaman “culpabilidad psicológica.” La Dra. Susan Standford, psiquiatra canadiense experta en el síndrome postaborto, cuenta su propia experiencia y señala cómo la mujer recorre estos estadios:

Desasosiego y tristeza. “No tiene el alma en paz, ni el espíritu en paz.”

Revive continuamente el momento traumatizante del aborto de un modo muy profundo. Aunque pasen 5,10,15 años, recuerda la vestimenta de la enfermera, las paredes de la habitación donde el aborto sucedió…y se pregunta a menudo:“¿cómo sería mi niño ahora?” Suele tratar de justificarlo diciendo que no tenía otra opción, que no podía hacer otra cosa… pero ese pensamiento vuelve.

Depresión profunda con un gran sentimiento de culpabilidad, perdiendo interés por las cosas que antes eran interesantes en su vida y a veces no ve otra salida que el suicidio; como elección por la muerte en sí, sino como una elección para salir de la situación de dolor, de pena, como un modo de salir de allí… ni de la concepción.

Depresión de aniversario, que se sitúa alrededor de la fecha del posible nacimiento o alrededor de la fecha del aborto.

Quizás sea éste uno de los argumentos de más peso que se pueden esgrimir tras el aborto provocado: las consecuencias psicopatológicas que se derivan. “El tormento mental que sentiría al saber que había matado a mi bebé… ojalá alguién me lo hubiera advertido”,

declaró una mujer que abortó. Por eso ha dicho el Dr. John C.Willke: “Es más fácil sacar al niño del útero de su madre que sacarlo de su pensamiento.”

La mujer que se ha practicado un aborto se queda para siempre con la impresión imborrable de que ha eliminado una vida humana. Es más, aquellas personas que tienen una cierta predisposición personal o familiar a la enfermedad mental, corren un riesgo mayor. (12)

Se trata de un ser humano vivo

Todo planteamiento necesariamente tiene que partir del reconocimiento del hecho de que desde el momento de la concepción comienza la vida de la persona humana, y por tanto, el producto de la fecundación también desde el punto de vista psicológico es genéticamente único e irrepetible y tiene una dignidad humana propia.

El nuevo ser recién concebido tiene en potencia todas las posibilidades del ser humano. Comienza a tener sensaciones, percepciones (es sensible al dolor, al tacto, al frío, al sonido y a la luz), en las primeras etapas del embarazo; tiene sentimientos, ideas… Por ejemplo, se sabe que a partir de los 43 días se pueden detectar impulsos eléctricos en el EEG (electroencéfalograma), lo cual indica que el cerebro ha comenzado a funcionar. (13)

Es una decisión final

¿Estás dispuesta a arriesgarte a sufrir o quizás morir por haber decidido privar de la vida a tu propio hijo? Recuerda que tendrás que vivir para siempre con la decisión que tomes.¡Hay ayuda para ti!

Fuentes

1. J.D. Barklay, A. Forsythe, and T. L. Parker, “Abortion Methodologies: Frequency and Risk,” The Medical Life-Line,marzo de 1986, pp. 12-19; J. C.Wilke, Abortion: Questions and Answers (Cincinnatti: Hayes Publishing Co.,1985), pp. 83-131; The Boston Women’s Collective, The New Our Bodies, Ourselves (New York: Simon and Schuster, 1984), pp. 291-316; “Abortion: Some Medical Facts,” National Right to Life Trust Fund, 1986; “Questions and Answers About Abortion,” Planned Parenthood League of Massachusetts,1986. Todos fueron citados en George Grant, Grand Illusions: The Legacy of Planned Parenthood, Brentwood, Tennessee: Wolgemuth & Hyatt, Publishers, Inc.,1988,68.

2-4. Ibíd.

5. Sallie Tisdale,“We Do Abortions Here: A Nurse’s Story,” Harper’s Magazine, octubre del 1987,:66-70.

5-6. Dr. Rafael Cabrera Artola, médico gineco-obstetra.

7. “Aborto químico en las primeras etapas del embarazo”, Joan Appleton, Enfermera Diplomada, http://www.vidahumana.org/news/7FEBRERO2006.html#4.

8. “Partial Birth Abortion is Bad Medicine”, The Wall Street Journal, septiembre 19, 1996; “Why Defend Partial Birth Abortion?”, The New York Times, septiembre 26, 1996.

9. “La píldora del día después es un potente abortivo”, Dr.Oscar Botta, http://www.vidahumana.org/news/20ENERO2006.html#3.

10. Dr. Rafael Cabrera Artola, médico gineco-obstetra.

11. The Catholic World Report, marzo, 1991; Sisterlife, primavera, 1994; Judie Brown, Communiqué, noviembre 12,1993. Para obtener más información, consulta: http://www.abortionbreastcancer.com/.

12-13 . Este texto fue escrito por la Dra. Carmen Gómez Lavín, psiquiatra española. Para obtener más información sobre el síndrome postaborto, consulta esa sección en el portal de Vida Humana Internacional: http://www.vidahumana.org/vidafam/aborto/sindrome_index.html.

Título: Riesgo del aborto provocado
Autor: Vida Humana Internacional
Copyright by Vida Humana Internacional
http://www.vidahumana.org

Consecuencias del aborto para el varón

Impacto en el hombre de las leyes proabortistas de EE.UU.

El debate sobre el aborto se ha enfocado casi exclusivamente desde la perspectiva de las mujeres, haciendo caso omiso de los hombres. En un momento en que los hombres se comprometen cada vez más en la crianza de sus hijos, la ley en los Estados Unidos les niega sistemáticamente el derecho a estar implicados en decisiones de vida o muerte que afectan a sus hijos aún no nacidos.

Esta impotencia tiene su efecto no sólo en la imagen que el varón tiene de sí mismo, sino que también puede causar conflictos de funciones, culpabilidad, depresión y, con frecuencia, el final de la relación con su cónyuge.

Se ha defendido el aborto como un sencillo procedimiento quirúrgico que produce poco o ningún impacto psicológico tanto en la mujer como en el hombre. En realidad, la mayoría de los hombres, lo mismo que las mujeres, niegan cualquier consecuencia emocional negativa del aborto. Sin embargo, cuando los hombres deciden reconocer sus sentimientos, describen con frecuencia la experiencia del aborto como desconcertante y dolorosa. Un estudio arrojó que tres de cada cuatro varones dijeron que pasaron por un momento difícil con la experiencia del aborto y una minoría relató sueños continuos de día y de noche sobre el niño que nunca nació, así como culpabilidad, remordimiento y tristeza considerables.

Lo mismo para los hombres que para las mujeres, la sensación de vacío puede durar toda una vida, puesto que los padres son padres para siempre, incluso del niño muerto. El problema emocional es casi imposible de resolver porque no es perceptible, sólo se trata de un recuerdo. Como al niño no nacido le fue negada la humanidad, le es negada también una sepultura o una señal.

En la decisión del aborto, con demasiada frecuencia el cometido del varón es marginal y pasivo. Puede que sea pasado por alto por su mujer, ignorado en la clínica abortista y desamparado en el acto y las secuelas del propio aborto. Este conflicto de funciones bien puede ser responsable parcialmente del aumento en la disfunción sexual masculina. La experiencia clínica demuestra que los hombres se vuelven hostiles cuando han sido excluídos de la toma de decisiones y cuando descubren que han sido engañados y manipulados.

Convertirse en padre es, por supuesto, mucho más complejo que el contacto sexual y la concepción. Es un proceso que incluye el desarrollo de ciertas cualidades, objetivos, actitudes, etc. Para los hombres lo mismo que para las mujeres, el aborto detiene bruscamente este proceso y crea un vacío en el que abundan la confusión, la ambivalencia, la culpabilidad y la hostilidad.

En ninguna parte se siente más dolorosamente la experiencia del aborto que en el campo de la expectativa del padre, responsable y protector de sus seres queridos. Los resultados de una encuesta nacional indican que tres de cada cuatro personas que respondieron creen aún que el hombre ideal es aquel que lucha para proteger a su familia. Sin embargo, ¿cómo podrá un hombre proteger a su hijo cuando la ley no le permite involucrarse en una decisión de vida o muerte?

Realmente, con el aborto se ha comprobado la doble escala de valores para los hombres y las mujeres. Mientras está garantizado el (falso) “derecho” a abdicar de la futura maternidad, no lo está el derecho del padre a proteger su futura paternidad. Cuando las mujeres escogen el aborto, aún por encima de los deseos del varón, se habla de la proclamación de los “derechos” de las mujeres, de la libertad, de la opresión masculina, etc. Pero cuando los hombres fomentan el aborto para sus parejas, está tipificado (y con toda razón) como coacción, falta de afecto, insensibilidad y egoísmo.

Por otra parte, el renunciar a la responsabilidad encaja bien en el pensamiento abortista. Para los hombres que no se interesan en las mujeres que dejan embarazadas, el aborto es un elegante sistema de abdicación de su responsabilidad.

Sin embargo, una vez que ha tenido lugar el aborto, los varones pueden requerir tanta ayuda emocional como las mujeres. Para cualquiera de los dos sexos, la pérdida de un hijo no es una pérdida como otra cualquiera. La culpa y la pena pueden ser persistentes, y no pueden quitarse a base de fuerza de voluntad.

Uno de los mejores remedios para disminuir la culpabilidad es la revelación de uno mismo. Hablar de los viejos asuntos inacabados ayuda a disipar la culpabilidad y con ello se consiguen pequeños milagros.

La reconciliación con la muerte del hijo aún no nacido implica finalmente el acto del perdón. El perdón por el aborto cometido surge tras estar dispuesto a reconocer su verdad y a expresarla.

En el problema del aborto, tanto investigadores, como consejeros y mujeres no han caído en la cuenta de las consecuencias trágicas que resultan para los padres. Los hombres también son víctimas del aborto junto con las mujeres y los niños aún no nacidos. Con frecuencia sufren en silencio, desconcertados y frustrados. La solución no vendrá hasta que impere el amor, se garantice una auténtica igualdad de los sexos y se reconozca que el aborto nunca es la solución.

FUENTE: Vincent Rue, Ph.D., Forgotten Fathers (Lewiston, Nueva York/Toronto, Canadá: Life Cycle Books, 1986. (Se han hecho correcciones de estilo.)

.

.

Testimonio de un psiquiatra

Existe extensa documentación sobre la forma en que el aborto afecta a la madre del niño, pero dicha literatura habla únicamente de los problemas de la mujer. Al padre de la criatura se le ignora en lo que respecta a la medicina, a la ley y a la psicología. Sobre este punto me voy a dirigir aquí.

En nuestra sociedad se espera que los hombres sean agresivos, dominantes, que tengan éxito y que sean responsables. La experiencia del aborto crea mucha confusión en estos roles tradicionales. El hombre, a raíz del aborto, no puede desenvolverse como se esperaba de él, causándole ansiedad, tensión y problemas emocionales. En una sociedad en la cual no sólo se acepta el papel activo del padre, sino que se exije más cada día de él, es una ironía que al hombre se le deje sin poder alguno para decidir el destino de su hijo por nacer.

Según el Dr. Vincent Rue, especialista en sexualidad humana y síndrome postaborto, los efectos más devastadores del aborto son los que se relacionan con el papel del hombre como protector de su familia. El Tribunal Supremo de los Estados Unidos ha declarado que el padre tiene derechos limitados y que el esposo no tiene el derecho a impedir el aborto, por lo que el hombre… se convierte en una criatura pasiva, indefensa y dependiente; se le destruye casi totalmente su propia autoestima. Me contó un padre: “Jamás podré sobreponerme al dolor que siento, no pude salvar a mi hijo”.

Harnold Medvene, psicólogo del Centro de Consejería de la Universidad de Maryland declaró: “El aborto es una de las principales experiencias que atraviesa el hombre, que están relacionadas con la muerte y que despiertan memorias y sentimientos muy primitivos”. Un hombre entrevistado por Medvene declaró que “el aborto es una herida que no se puede ver ni palpar, pero existe”.

El hombre sufre un cambio desde el primer momento en que se entera de que su esposa está embarazada; aunque no se de cuenta de ello, conscientemente o no, ha asumido ya en ese momento el papel de padre. Un estudio llevado a cabo por Shostak y MacLouth reveló que la imagen de la “paternidad” permanece en la mente del hombre siempre, y que persiste aún después del aborto en sus pensamientos sobre cómo habría sido el bebé. Esté o no de acuerdo el padre en que se realice el aborto, aunque opine que el feto es un ser humano o por el contrario “un puñado de tejidos” (como falsamente opinan muchos), sabe que el aborto impide que continúe desarrollándose una vida, y que pone fin a un proceso que si no se hubiera interrumpido, hubiera culminado en un niño: su hijo.

Los efectos psicológicos producidos por el aborto están muy relacionados con los roles tradicionales del hombre, de los cuales hablé anteriormente, a veces hasta los determinan. Se supone que el hombre debe no sólo proteger a sus seres queridos, sino que les debe proveer apoyo emocional. Muchas veces los hombres sacrifican sus propias opiniones y emociones para apoyar a la mujer que aman en el momento en que ella lo necesita. Comúnmente la decisión de abortar es un secreto que no se habla con otros, ni siquiera la pareja habla de él. Esta incapacidad del hombre de poder expresar sus verdaderos sentimientos a la madre de su hijo, a su familia o a sus amigos, puede traer profundos problemas psicológicos.

Muchos hombres han manifestado sentimientos de depresión, frustración, vacío y culpabilidad. Toda esta tensión daña la relación. Otros interpretan la decisión de la mujer de abortar como un rechazo de ellos mismos, y de la innegable manifestación física de sus relaciones, que es su hijo por nacer. Estos sentimientos de rechazo resultan en un mayor número de problemas sexuales, que van desde la impotencia hasta la promiscuidad. Muchas veces la culpa o la ansiedad y el remordimiento son tan dolorosos, que la única solución parece ser terminar con la relación. Recuerdo el caso de una pareja que tuvo relaciones sexuales antes de casarse, las cuales resultaron en un embarazo. La mujer convenció al hombre de que la solución más conveniente era el aborto. Él estaba muy opuesto, pero ella lo convenció y él aceptó. Más tarde se casaron y tuvieron dos hijos, pero la mujer afirma que su esposo ya no es el mismo, es indiferente a las relaciones sexuales, verbalmente abusivo con ella y físicamente abusivo con sus hijos. El se niega a recibir terapia y están pensando en divorciarse.

Al igual que el bebé por nacer, el hombre es también víctima silente del aborto. Una vez realizado el aborto, la intervención terapeútica es vital. Es recomendable sacar a la superficie las emociones negativas y las ansiedades, hablando sobre ellas. El reconocimiento de la culpa y de la ira es un paso necesario en el doloroso proceso que finalmente resultará en el auto perdón.

FUENTE: Dr. Alberto Iglesias, “Efectos del aborto en el hombre”. Conferencia dictada durante el IX Congreso Mundial Anual sobre el Amor, la Vida y la Familia de Human Life International, celebrado en Miami, Florida, EE.UU., abril de 1990.

 

Título: México: Consecuencias del aborto para el hombre
Autor: Vida Humana Internacional
Copyright by Vida Humana Internacional
http://www.vidahumana.org

 

¿Qué es el aborto?

<object width=”480″ height=”360″><param name=”movie” value=”http://www.dailymotion.com/swf/video/xbbp6f”></param><param name=”allowFullScreen” value=”true”></param><param name=”allowScriptAccess” value=”always”></param><param name=”wmode” value=”transparent”></param>http://www.dailymotion.com/swf/video/xbbp6f</object><br /><a href=”http://www.dailymotion.com/video/xbbp6f_desideriusbt-29nov09-b1_people&#8221; target=”_blank”>DesideriusBT_29nov09_B1</a> <i>por <a href=”http://www.dailymotion.com/DesideriusBT&#8221; target=”_blank”>DesideriusBT</a></i>

La medicina entiende por Aborto toda expulsión del feto; natural o provocada, en el período no viable de su vida intrauterina[1]. El Aborto natural o espontáneo se produce, o bien porque surge la muerte intrauterinamente, o bien, porque causas diversas motivan la expulsión del nuevo ser al exterior. Si el aborto es provocado, se realiza o bien, matando al hijo en el seno materno, o bien, forzando artificialmente su expulsión para que muera en el exterior. En ocasiones se actúa sobre embarazos de hijos viables, matándolos en el interior de la madre o procurando su muerte después de nacer vivos. Esto no es médicamente hablando, un Aborto, sino que se incluye en la figura del infanticidio.

Los métodos más utilizados para provocar un aborto son cuatro:

1- Dilatación y legrado: Para utilizar este método el cirujano tiene que paralizar el músculo cervical y después estirarlo despacio hasta que se abra. Entonces introduce un instrumento, “cureta o cucharilla” con el que hace pedazos al feto y la placenta y los desprende del útero.

2- Succión: Se introduce en el útero un tubo de plástico hueco. Dicho tubo está conectado a un potente aparato de succión que destroza al feto y la placenta en pedazos pequeños, los absorbe y los deposita en un frasco.

3- Histerectomía: Es igual que una cesárea, se abre quirúrgicamente el abdomen de la madre y el útero. Se extrae al niño y la placenta, y se tiran. El 100% de los niños abortados por este método nacen vivos. Hay que matarlos o dejarlos morir.

4- Envenenamiento salino: Se introduce una larga aguja a través del abdomen de la madre, hasta llegar dentro de la bolsa amniótica, inyectando así una solución concentrada de sal en el líquido amniótico. El feto respira, lo traga, se envenena, lucha, a veces tiene convulsiones y, en una hora más o menos, muere. Aproximadamente un día después se presentan señales de parto y la madre da a luz un hijo muerto o agonizando.

¿Es el bebé la única víctima del Aborto?

El bebé, cuya vida fue truncada antes de nacer, es la principal víctima del Aborto, pero no la única. Dice Niceto Blazquez [2], Dr. en filosofía y diplomado en psicología médica, que las consecuencias o peligros del Aborto tienen dos vertientes fundamentales: una social y otra personal.

1. Desde el punto de vista del conjunto social, la legalización del Aborto ha contribuido al aumento de las prácticas abortivas. En el gran comercio del Aborto, con la “oferta” aumenta extraordinariamente la “demanda”. En consecuencia, disminuye la población joven a ritmo asombroso y los pueblos son cada vez más viejos. Se puede hablar hoy de un verdadero genosuicidio, es decir, algo así como un suicidio de la colectividad social. Basta repasar las estadísticas sobre población en los países del este Europeo. En toda Europa, la tasa de natalidad es de 1,87 niños por mujer. Ya los menores de 20 años son menos que los mayores de 60 años. Y la situación empeora… En Alemania, la tasa es de 1,3 hijos por mujer; así tiene ya dos veces más personas mayores que jóvenes[3].

Podemos reconocer al menos 3 fases en el proceso de envejecimiento de la población. La primera dura unos 30 años. Se caracteriza porque no pasa nada espectacular: se reduce la fecundidad, pero la relación entre población activa y pasiva se mantiene. Solo hay menos niños que adultos y ancianos. La segunda fase comienza cuando las nuevas generaciones llegan a la edad activa. De pronto, escasea la fuerza de trabajo, la mano de obra. El número de jubilados sigue aumentando inexorablemente. Cuando el envejecimiento de la población es apreciable a simple vista, alcanzamos la tercera fase. Los pocos que trabajan han de mantener a una masa creciente de jubilados[4].  Esto provoca que todos los organismos previsionales Europeos sean actualmente muy deficitarios, tanto que son la principal causa del enorme déficit fiscal de dichos países. Por ejemplo: en estos momentos el 21% de los suizos está jubilado y es sostenido por cada ciudadano activo que aporta a tal fin el 24% de su salario. En pocos años, los pasivos suizos serán entre el 30% y 35% de la población total.  Concluimos reflexionando que cuando se reduce la población claramente, el crecimiento económico y el progreso técnico se estancan. No hay progreso si no hay personas que lo saquen adelante[5].

2. En lo referente a las consecuencias en cada persona particular, la propaganda Pro-Aborto es mentirosa y falaz. El Aborto de cualquier tipo y en cualquier etapa del embarazo es, por lo menos, dos veces más arriesgado para la vida de la madre que el alumbramiento. El Dr. Jack Willke[6], nos brinda una larga lista de complicaciones para la madre: infecciones, hemorragias, perforaciones uterinas, intoxicaciones, obstrucción del orificio cervical uterino, perforaciones del intestino, embolias. En casos más graves, provocan esterilidad definitiva y hasta la muerte. Pero esta lista hace referencia solo a la salud física. Los problemas que afectan a la salud mental, que a menudo por tratarse de un conjunto de síntomas son llamados “síndrome”,  merecen un capítulo aparte.


[1] GUIXA-OTTURI- Compendio de ginecología. Libreros López Editores.1976. Pág.309.

[2] Blazquez, Niceto. El Aborto. BAC popular. Madrid 1977. Pg.111

[3] Zurfluh “¿Superpoblación?” Ed. Rialp. Pag.113.

[4] Zurfluh, op. cit. Pag.14.

[5] Scala, Jorge. IPPF. La multinacional de la muerte. J.C Ediciones. Pag.74

[6] Willke, Jack y Bárbara. Aborto, preguntas y respuestas. Ed. Bonum.1992. Pag.90

Aborto

El ser humano pequeñísimo, inocente e indefenso que crece y se desarrolla en el vientre de su madre, corre peligro de muerte y son muy pocos los que reconocen su derecho a la vida. Tal impresión no debe quedar en una mera actitud de asombro, sino que ha de transformarse en un compromiso cuando de defender la vida se trate.


Síndrome post-aborto

El síndrome post-aborto es el nombre que se da en medicina a las perturbaciones emocionales y psíquicas que experimentan las mujeres que han abortado. Es un conflicto que se crea en la mujer entre su papel de madre y el papel que desempeña en la destrucción de la vida de su niño no nacido. Este conflicto puede darse en  otros miembros de la familia (padre, abuelos) y allegados en sus respectivos roles después del aborto.

Los síntomas más frecuentes del Síndrome post-aborto son:

  • Depresión, con riesgo de suicidio.
  • Ansiedad.
  • Sentimiento de culpa.
  • Empeoramiento del cuadro psiquiátrico que existía con anterioridad.
  • Trastorno de la conducta; muchas veces como escape se hace uso del alcohol, drogas.

En algunos casos, en forma gradual y progresiva, se va desarrollando un rechazo a las relaciones sexuales con la pareja. Esto ocurre con más razón si el aborto se lo practicó presionada por él y teme que si de nuevo sale embarazada, la pareja vuelva a presionar y se repita el aborto. A veces estas crisis, en personalidades que no están bien balanceadas pueden desencadenar enfermedades mentales. También se da muy frecuentemente la depresión de aniversario, que se sitúa alrededor de la fecha del posible nacimiento o alrededor de la fecha del aborto.

Los rasgos centrales de este síndrome, son la negación y la represión. Este mecanismo psicológico de protección habitualmente funciona bien al principio, pero tarde o temprano (a veces más de 10 años después), ya no pueden manejar su situación emocional. La culpa es casi una constante, a menudo acompañada de vergüenza, pobre autoestima y posteriormente depresión. Insomnio, pena y desesperanza, pesadillas y tendencia a revivir el hecho son parte del cuadro. El suicidio, es el desenlace más grave de algunos casos que no logran superar la crisis desencadenada.

Para lograr la curación, los datos de investigación disponibles hasta el momento señalan la necesidad de:

a)    Admitir que la paciente fue partícipe de la muerte de su propio hijo.

b)   Experimentar pesadumbre por la pérdida.

c)    Buscar y aceptar el perdón de Dios.

d)   Perdonarse a sí misma.

De acuerdo con los datos conocidos, el 80% de las pacientes con síndrome post-aborto no pertenecían a ninguna Iglesia y la mayoría sabía muy poco del desarrollo fetal para la época en que fueron sometidas al Aborto. Un dato significativo es, quizá, que la curación de estos casos fue posible en parte por alguna forma de experiencia espiritual de perdón[1].

“Es más fácil sacar al niño del útero de su madre, que sacarlo de su pensamiento”.

Prof. Willke


[1] Willke, J. y B. Aborto, preguntas y respuestas. Ed. Bonum.1992.Pag.133.

No hay razones para abortar

No son pocas las circunstancias adversas en las que, en ocasiones, se puede encontrar la mujer que espera un hijo: el riesgo de su propia salud o incluso, aunque hoy muy raramente, de su vida; la dureza de la expectativa de tener un niño con algún defecto físico o psíquico; la irresponsabilidad y hasta la violencia en el sexo por parte del varón; las estrecheces económicas; los inconvenientes laborales y profesionales; etc. Comprendemos también que, aun sin encontrarse en situaciones como éstas, haya mujeres que, arrastradas por una fuerte opinión pública favorecida por las legislaciones, llegan a pensar que abortar “no está tan mal” o que “hoy ya hemos superado ese tabú irracional”.  Nuestro rechazo va contra la torcida aceptación social del “crimen abominable” del aborto y su perpetración, de la que, a veces, incluso se hace alarde. Va, en particular, contra la legislación actual que delata una notable falta de criterio ético en el legislador, obligado por oficio a impedir eficazmente que las circunstancias difíciles de la vida lleven a los ciudadanos a violar los derechos fundamentales de los seres humanos.

No hay razones realmente válidas para legitimar en ningún caso la eliminación directa de la vida humana aún no nacida. Ni siquiera las situaciones más graves constituyen una causa para justificar la eliminación de una vida humana inocente. Nadie puede atreverse a decidir sobre la vida del no nacido para evitarle el venir a un mundo difícil, o para que no suponga una “carga” en la familia o un “problema” en el desarrollo de la vida de la madre.

Nunca será legítimo matar a un ser humano inocente e indefenso para poner a salvo la propia salud o incluso la vida. En caso de “conflicto”, la ley ha de proteger lo más importante que está en juego: el derecho a la vida de la persona inocente, que ha de prevalecer sobre otros derechos o bienes de menor rango. Como ya hemos visto, la vida del ser humano está, desde su concepción, en un proceso continuo de etapas muy diferenciadas. Las disposiciones del Estado en este sentido podrán ser, pues, “legales”, pero serán siempre radicalmente inmorales y nunca tendrán, por tanto, el carácter de verdaderas leyes. No somos, pues, “intolerantes” cuando nos oponemos a esta legislación intolerante, a este tipo de legislación que de hecho no tolera el desarrollo normal de vidas humanas incipientes, las más necesitadas de protección jurídica eficaz.

Nadie está en este mundo por casualidad. Todos somos queridos y elegidos, por puro amor, por el Creador. Todos hemos necesitado ser acogidos de modo semejante, con amor, por los nuestros: por nuestra madre, por nuestro padre, por nuestra familia. Todos seguimos necesitando la fraternidad de nuestro prójimo y todos necesitan la nuestra, en particular los más cercanos y débiles. Pedimos a Dios, cuya gloria consiste en que el hombre viva, que sepamos, cada uno en nuestro lugar, ser servidores de ese don magnífico de la vida. Protegerla, cuidarla, quererla bien es tarea que exige la colaboración y el empeño de todos.

Oración de adopción espiritual

El aborto en cifras

Es imposible saber a ciencia cierta qué cantidad de abortos se realizan en el país. Cada vez hay más abortos tempranos (producidos en los primeros días de la gestación) que son imperceptibles, incluso, para la mujer que aborta. Sobre la cantidad de abortos que se realizan existen pues estimaciones, realizadas en base a los egresos hospitalarios por complicaciones de aborto.

Esas estimaciones distan, en certeza, de las estadísticas que existen sobre mortalidad materna. Al referirse a ellas los abortistas mencionan que “la clandestinidad del aborto genera subregistros”, pero estos no exceden, según sus propios cálculos, al 9,5% (Informe sobre Mortalidad Materna del Centro de Estudios de Estado y Sociedad (CEDES). Lo que nos permite afirmar que ese subregistro no varía demasiado las conclusiones a las que podemos arribar utilizando las cifras oficiales.

Las últimas “estimaciones” oficiales sobre la cantidad de abortos que se realizan en el país, fueron publicadas en octubre de 2007. Según las estimaciones de la Guía Técnica elaborada por el Ministerio de Salud durante la gestión del ex ministro de salud Ginés González García, se producen alrededor de 460.000 abortos inducidos al año. Si comparamos esa cifra con la cantidad de nacimientos (aproximadamente 700.000) observamos que el 40% de los argentinos es asesinado antes de nacer. Dicho de otro modo: cada cinco argentinos por nacer se mata a dos.

En relación a las muertes maternas por aborto

Las últimas cifras disponibles son las del año 2006 y fueron publicadas en diciembre de 2007, por el Ministerio de Salud de la Nación, tras asumir Graciela Ocaña. Según esas “Estadísticas Vitales” en el 2006 se produjeron:

  • Muertes maternas: 333 (muertes acontecidas durante el embarazo, parto o puerperio –hasta 42 días después del parto-).
  • Muertes maternas por aborto: 93 (la publicación no discrimina entre abortos “seguros”, “inseguros”, espontáneos o inducidos).

Si comparamos los 460.000 abortos inducidos al año, con las 93 muertes por aborto; surge que de cada 5000 mujeres que se practican un aborto, una muere. O lo que es lo mismo: cada 5000 niños por nacer asesinados muere una madre.

Sin dejar de reconocer el valor de cada vida humana –única e irrepetible- y la gravedad de su pérdida, no podemos dejar de destacar que el número de muertes relacionadas con el aborto provocado es abrumadoramente superado por el de muchas otras causales de muerte, incluso, por el número de víctimas fatales de la inseguridad. Por ejemplo, las mismas estadísticas oficiales señalan que en el 2006 hubo 93 muertes por aborto, 462 suicidios de menores de 19 años y 8.986 defunciones de menores de un año (en su mayoría por causas evitables).

Conclusión

No hay políticas públicas, ni campañas en los medios de comunicación, ni proyectos legislativos que intenten reducir esas 5000 muertes. Frente a un problema que involucra 5001 muertes, se intenta remediar la “una”, ignorando las 5000 restantes. Para los que luchan por la legalización de aborto de esas 5001 vidas, 5000 carecen de valor.

 

Fuente: Cristo Hoy Nº 750, 9 al 15 de octubre de 2008