Riesgos del aborto provocado

Abortar pone en riesgo tu salud y quizás también tu propia vida. Antes de tomar tu decisión, infórmate.

No te dicen toda la verdad

En la mayoría de los casos a la mujer no se le explican todos los posibles efectos físicos y psicológicos del aborto, los cuales puede arrastrar como secuelas para el resto de su vida. Los promotores y comerciantes que le “venden” el aborto como la mejor “solución” para ganar dinero, le dicen que es un “procedimiento médico totalmente seguro.” Esto no es cierto. Ya sea legal o ilegal, el aborto provocado jamás está totalmente exento de riesgos.

Consecuencias del aborto provocado según los diferentes métodos

1. Succión, legrado o aspiración. Infección, trauma de la cérvix, peritonitis, endometritis, laceración o perforación del útero, hemorragia, trauma renal, inflamación de la pelvis, embolismo, trombosis, esterilidad, etc. (1).

2. Dilatación y curetaje (D y C). Los mismos riesgos que el de succión o aspiración, además de los siguientes: perforación uterina, hemorragia, infección del tracto genital, laceración intestinal, absceso pélvico y tromboembolismo. (2)

3. Dilatación y evacuación (D y E). Los mismos riesgos que el método de dilatación y curetaje (D y C), apenas mencionado, además de los siguientes: infección pélvica, renal, de la cérvix y peritoneal. También puede causar que la mujer tenga en futuros embarazos implantación ectópica (fuera del útero), bebés de bajo peso o que nacen muertos, malformaciones congénitas (deformidades), etc. (3).

4. Inyección salina. Ruptura del útero, embolismo (cuágulo) pulmonar, otros peligrosos coágulos intravasculares, etc. (4)

5. Prostaglandinas. Ruptura del útero, sepsis, hemorragias, paro cardíaco, vómito y aspiración de éste, embolia cerebral y fallo renal agudo. (5)

6. La “extracción menstrual”, la cual se practica en las primeras siete semanas después de la última menstruación. Es posible que la paciente no esté embarazada y si lo está, puede producirse una aspiración incompleta y como consecuencia una infección.(6)

7. Mifeprex o mifepristone (RU 486). Grave infección bacteriológica, sepsis (infección en la sangre), sangrado prolongado y abundante que podría requerir una cirugía, muerte. El fármaco que se usa con la RU 486, misoprostol (Cytotec), puede causar sangrado excesivo, pérdidas de sangre, calambres, etc. Aunque algunos bebés han sobrevivido a pesar de que su madre los ha tomado, hay riesgo de que nazcan con anormalidades físicas y mentales. (7)

Aborto por nacimiento parcial. iesgo de ruptura o perforación del útero que podría causar una hemorragia y terminar en una histerectomía (extracción del útero). (8)

Píldora del día después o anticoncepción de emergencia. Las alteraciones patológicas vasculares inducidaspor el LNG (Levonorgestrel) que contiene, tales como hemorragias, microhemorragias, spotting , etc., sugieren que este fármaco induce cambios funcionales en los vasos sanguíneos. (9)

Otras complicaciones

  • Aumento de la tasa de nacimientos por cesárea.
  • Aumento del riesgo de nacimientos prematuros posteriormente (a las 32 semanas de gestación o antes).
  • Daños causados a las trompas si se presenta una infección.
  • Placenta previa, la cual hace necesaria una cesárea para salvar la vida de la madre y su hijo.
  • Isoinmunización (inmunización contra la sangre de otra persona) en pacientes RH negativas.
  • Partos complicados y aumento del número de abortos espontáneos. (10)

Conexión entre el aborto y el cáncer de mama

Estudios acreditados recientes han arrojado una tasa más elevada de este tipo de cáncer entre las mujeres que han abortado su primer bebé durante el primer trimestre. El Dr. Joel Brind ha señalado que no se trata de una mera conexión estadística, sino que se apoya en datos biológicos y endocrinológicos.(11)

Consecuencias psicopatológicas

En primer lugar, las más frecuentes son cuadros depresivos que se acompañan de un sentimiento grande de culpabilidad; lo que los psiquiatras llaman “culpabilidad psicológica.” La Dra. Susan Standford, psiquiatra canadiense experta en el síndrome postaborto, cuenta su propia experiencia y señala cómo la mujer recorre estos estadios:

Desasosiego y tristeza. “No tiene el alma en paz, ni el espíritu en paz.”

Revive continuamente el momento traumatizante del aborto de un modo muy profundo. Aunque pasen 5,10,15 años, recuerda la vestimenta de la enfermera, las paredes de la habitación donde el aborto sucedió…y se pregunta a menudo:“¿cómo sería mi niño ahora?” Suele tratar de justificarlo diciendo que no tenía otra opción, que no podía hacer otra cosa… pero ese pensamiento vuelve.

Depresión profunda con un gran sentimiento de culpabilidad, perdiendo interés por las cosas que antes eran interesantes en su vida y a veces no ve otra salida que el suicidio; como elección por la muerte en sí, sino como una elección para salir de la situación de dolor, de pena, como un modo de salir de allí… ni de la concepción.

Depresión de aniversario, que se sitúa alrededor de la fecha del posible nacimiento o alrededor de la fecha del aborto.

Quizás sea éste uno de los argumentos de más peso que se pueden esgrimir tras el aborto provocado: las consecuencias psicopatológicas que se derivan. “El tormento mental que sentiría al saber que había matado a mi bebé… ojalá alguién me lo hubiera advertido”,

declaró una mujer que abortó. Por eso ha dicho el Dr. John C.Willke: “Es más fácil sacar al niño del útero de su madre que sacarlo de su pensamiento.”

La mujer que se ha practicado un aborto se queda para siempre con la impresión imborrable de que ha eliminado una vida humana. Es más, aquellas personas que tienen una cierta predisposición personal o familiar a la enfermedad mental, corren un riesgo mayor. (12)

Se trata de un ser humano vivo

Todo planteamiento necesariamente tiene que partir del reconocimiento del hecho de que desde el momento de la concepción comienza la vida de la persona humana, y por tanto, el producto de la fecundación también desde el punto de vista psicológico es genéticamente único e irrepetible y tiene una dignidad humana propia.

El nuevo ser recién concebido tiene en potencia todas las posibilidades del ser humano. Comienza a tener sensaciones, percepciones (es sensible al dolor, al tacto, al frío, al sonido y a la luz), en las primeras etapas del embarazo; tiene sentimientos, ideas… Por ejemplo, se sabe que a partir de los 43 días se pueden detectar impulsos eléctricos en el EEG (electroencéfalograma), lo cual indica que el cerebro ha comenzado a funcionar. (13)

Es una decisión final

¿Estás dispuesta a arriesgarte a sufrir o quizás morir por haber decidido privar de la vida a tu propio hijo? Recuerda que tendrás que vivir para siempre con la decisión que tomes.¡Hay ayuda para ti!

Fuentes

1. J.D. Barklay, A. Forsythe, and T. L. Parker, “Abortion Methodologies: Frequency and Risk,” The Medical Life-Line,marzo de 1986, pp. 12-19; J. C.Wilke, Abortion: Questions and Answers (Cincinnatti: Hayes Publishing Co.,1985), pp. 83-131; The Boston Women’s Collective, The New Our Bodies, Ourselves (New York: Simon and Schuster, 1984), pp. 291-316; “Abortion: Some Medical Facts,” National Right to Life Trust Fund, 1986; “Questions and Answers About Abortion,” Planned Parenthood League of Massachusetts,1986. Todos fueron citados en George Grant, Grand Illusions: The Legacy of Planned Parenthood, Brentwood, Tennessee: Wolgemuth & Hyatt, Publishers, Inc.,1988,68.

2-4. Ibíd.

5. Sallie Tisdale,“We Do Abortions Here: A Nurse’s Story,” Harper’s Magazine, octubre del 1987,:66-70.

5-6. Dr. Rafael Cabrera Artola, médico gineco-obstetra.

7. “Aborto químico en las primeras etapas del embarazo”, Joan Appleton, Enfermera Diplomada, http://www.vidahumana.org/news/7FEBRERO2006.html#4.

8. “Partial Birth Abortion is Bad Medicine”, The Wall Street Journal, septiembre 19, 1996; “Why Defend Partial Birth Abortion?”, The New York Times, septiembre 26, 1996.

9. “La píldora del día después es un potente abortivo”, Dr.Oscar Botta, http://www.vidahumana.org/news/20ENERO2006.html#3.

10. Dr. Rafael Cabrera Artola, médico gineco-obstetra.

11. The Catholic World Report, marzo, 1991; Sisterlife, primavera, 1994; Judie Brown, Communiqué, noviembre 12,1993. Para obtener más información, consulta: http://www.abortionbreastcancer.com/.

12-13 . Este texto fue escrito por la Dra. Carmen Gómez Lavín, psiquiatra española. Para obtener más información sobre el síndrome postaborto, consulta esa sección en el portal de Vida Humana Internacional: http://www.vidahumana.org/vidafam/aborto/sindrome_index.html.

Título: Riesgo del aborto provocado
Autor: Vida Humana Internacional
Copyright by Vida Humana Internacional
http://www.vidahumana.org

Anuncios